miércoles, 27 de mayo de 2015

Restaurante La Tabla


El restaurante La Tabla es todo un clásico en la zona de Gijón y alrededores. Está ubicado en Fano, a 10 minutos de Gijón por la carretera vieja que va a Pola de Siero.


Se trata de un sitio con un entorno privilegiado tanto por los exteriores como por lo bonito y acogedor que resulta dentro del comedor.

No es un restaurante para ir todos los días pero si se antoja como una de las mejores opciones de la zona cuando se trata de un día especial o que simplemente queremos darnos un capricho.


Aspecto del comedor principal.

Comedor principal desde otra perspectiva.

Acceso a cocina desde el comedor.




Su carta es de lo más amplio, sobre todo la de vinos ya que tiene un montón de referencias diferentes y resulta difícil no encontrar algo del gusto de uno.




Aperitivo de cortesía




  • Entrantes:




Entre Roast-beef y carpaccio





Fritos de pixín con sal de cítricos y mahonesa de soja y cebollino





  • Segundos platos:





Steak tartare






Solomillo con foie y boletus al moscatel







Paletilla de lechal asada al Agraz con cremoso de piquillos, orejones y ensalada


Como se puede apreciar a simple vista, todos los platos son a cual mejor, tanto en cuanto a calidad y materia prima como en la presentación visual.




  • Postres:




Lágrima de tiramisu de Ahumado de Pría con sorbete de mora y chocolate





Coulant de chocolate con turrón, crema de fruta de la pasión y sorbete de mandarina





Sushi de arroz con leche, gel de limón y helado de canela



Y como siempre digo, una buena comida sin un remate final al nivel no es nada, aquí los postres no hacen más que confirmar que estamos ante un sitio de referencia, algo que se nota desde el momento que atraviesas la puerta hasta que abandonas el local con una sonrisa de oreja a oreja.

Se trata de un sitio donde el precio medio puede ser de unos 40-50€, pero enclavado en un entorno ideal y con una comida al nivel de cualquier celebración que se precie.

Muy recomendable aunque por desgracia no nos lo podemos permitir tan habitualmente como nos gustaría.




jueves, 23 de abril de 2015

Experiencia en Go Sushi (Cena y curso de iniciación al sushi)

Hoy voy a hacer una entrada un tanto particular sobre el restaurante Go Sushi.

Particular porque además de la cena que tuve ocasión de disfrutar en el local, también os voy a hablar del curso de cocina de iniciación al sushi que imparten en el mismo restaurante y que realicé con gran expectación.

Go Sushi es una idea que surge de la unión de dos cocineros acostumbrados a trabajar en grandes cocinas de la gastronomía nacional como El Bully, El Celler de Can Roca, Berasategui, Casa Gerardo, Ewan Food y otros muchos.

Como su nombre indica, la cocina de este restaurante está orientada a la elaboración de sushi en múltiples variantes, aunque también incorporan otros platos de la cocina oriental. Tienen una cosa interesante a la vez que particular y es que incorporan toques claramente occidentales en este tipo de cocina.

Disponen de servicio a domicilio y de una pequeña barra de estilo japonés para comer en el local mientras puedes ver como elaboran alguno de sus platos principales.


Primero voy a enseñaros un poco la carta que tienen (se puede consultar en la web):



Siempre suelen tener una pizarra con platos fuera de carta, como en esta ocasión tenían estas gyozas de verduras con soja muy ricas.

Gyozas de verduras



Uramaki de cangrejo, maki de salmón, nigiri de salmón y nigiri de atún rojo.



Otro plato fuera de carta del que disponían y que sirve de claro ejemplo de lo que comentaba arriba del toque occidentalizado en sus platos es este maki de cecina, totalmente diferente a los otros pero muy rico. La mezcla de queso de cabra y dulce de manzana en el interior es magnífica y hace que sea un bocado muy interesante.



Nigiri de cecina con queso de cabra y dulce de manzana




Temaki de pollo




Salteado de pasta yakisoba con salmón y verduritas.




Daifuku y dorayaki de te verde.




En definitiva, se trata de un sitio diferente, ideal para salirse de la monotonía y comer algo diferente.
Tiene un buen surtido de tipos de sushi y otros platos más a modo de principal, sus precios no son para nada caros y por menos de 20€ por persona se puede cenar sobradamente puesto que disponen de pequeños menús degustación que van desde los 11,9€ hasta los 13,9€.







Curso de iniciación al sushi:


Ahora voy a hablaros de una de las actividades que ofrecen y que a mí personalmente me parece atractiva y novedosa, y es que todos los meses suelen hacer un curso de cocina de iniciación al sushi.

El curso se imparte en dos días (2 horas cada día) y su precio es de 69€, lo que incluye el curso, algún material de regalo y la degustación de todas las elaboraciones que se hagan.










Al llegar al restaurante, nos proporcionaron a cada uno la esterilla típica para enrollar el arroz y cada uno tenía su puesto de trabajo con todo lo necesario para practicar y elaborar todos los tipos propuestos durante el curso.


Puesto de trabajo.



Algunos de los ingredientes disponibles


Puesto del profesor.



Estos son los primeros makis que hice en el curso, no están mal del todo pero todavía queda mucho por practicar (estar estaban buenísimos ;) )

Mis primeros makis.


Durante el primer día, el curso consistió en explicar bien la elaboración del arroz, que es la parte fundamental a la hora de realizar cualquier tipo de sushi, y dos tipos de elaboraciones como son el maki y el uramaki.

La principal diferencia en ambos es que el maki lleva el alga nori por fuera mientras el uramaki la lleva dentro, dejando ver en su parte externa el arroz.



Primeros uramakis y makis realizados por mi.




El segundo día, nos enseñaron como cortar un pescado (en este caso salmón) para realizar las distintas elaboraciones, ya que cada pieza lleva su tipo de corte.


Corte de salmón para nigiri.


Y además, aprendimos otros cuatro tipos de elaboraciones: temaki, hosomaki, gunkan y nigiri.


En plena elaboración de un temaki.


Temaki acabado.


La verdad que se agradece bastante ver a alguien que te explique con todo detalle los trucos y las diferentes maneras de elaborar cada pieza. Además, teníamos una gran variedad de ingredientes a nuestra libre elección para elegir en cada caso.



Imagen global de los puestos en pleno curso.









Profesor en plena explicación de alguno de las elaboraciones.









Al finalizar el curso las sensaciones no podían ser mejores, ser capaz de realizar en casa estos 6 tipos de sushi (con mayor o menor perfección en cuanto a lo visual) me parece algo gratificante y productivo.


Una de las principales cosas que destacaría del curso es que te enseñan todo tal cual viene en la carta, sin trampa ni cartón y te responden a cualquier duda que tengas incluso más allá de la elaboración pura y dura y te aconsejan sobre todo lo posible.


Según nos comentaron, habrá más cursos próximamente un poco más avanzados, de conceptos como las sopas, tempuras, tatakis... a la par que seguirán impartiendo estos de iniciación.


Hasta aquí la experiencia en Go Sushi, os animo a que os acerquéis a probarlo (también tienen servicio a domicilio), y si os gusta no dudéis en aprender un poco más ya que una vez sabes acerca de la elaboración llegas a entender mucho mejor este tipo de cocina.



Solo me queda decir a todo el personal del restaurante : ¡Arigatou!






viernes, 17 de abril de 2015

Cachopo de la Sidrería Tropical (Gijón)

Cierto es que las experiencias gastronómicas  que más disfruto distan bastante de la que os voy a contar hoy, pero tan cierto como lo anterior es que de vez en cuando (y sobre todo acompañado de amigos) apetece ir a comer un buen cachopo.

Todo esto, unido a que llevaba tiempo sin poner por aquí alguno, hizo que me dejara caer por la Sidrería Tropical, situada en el muro de la Playa de San Lorenzo a la altura de la escalera 8.

Se trata de uno de los templos cachopiles en Gijón y la verdad que se entiende el motivo.

Nos sentamos a comer tres personas, y la comida consistió en una ración de navajas y dos cachopos a compartir.
























Aspecto interior del cachopo



Se trata de un cachopo bien rebozado, fino y relleno de jamón serrano y queso, para mi el prototipo de cachopo perfecto.

La carne está muy tierna y de tamaño es abundante para compartir dos personas con un entrante y quedar bien a gusto.



En cuanto a los postres, bastante variedad de tartas y por lo menos las dos que probamos estaban ricas.


Tarta de chocolate

Tarta de queso


Teniendo en cuenta el precio del cachopo, que era de 16,90 € y su calidad y tamaño, estamos ante un sitio más que recomendable para los amantes del cachopo.

Con esto que os detallé arriba, comimos los tres y todavía sobró un trozo de uno de los dos cachopos.

Sin duda, entra en el ranking de los mejores cachopos para mi gusto y lo recomiendo probar encarecidamente.


Al final el total de la cuenta fueron 21€ por cabeza, por lo que se trata de un precio normal de sidrería, nada que nos vaya a asustar.



lunes, 13 de abril de 2015

Ronda 14 (Avilés)


El restaurante Ronda 14 está situado en Avilés, concretamente en la Calleja de los cuernos, muy cerca del ayuntamiento y se trata de una zona perfecta para poder tomar algo antes o después de la cena.

El tipo de cocina que practican (aunque también tienen algún plato tradicional) es la Nikkei, que como muchos sabréis es una fusión de la cocina japonesa y la peruana.

Su chef Mario Cespedes, como buen peruano ejecuta esta a la perfección ya que además ha trabajado en cocinas tan importantes como El Celler de Can Roca o Kabuki.



Aquí os dejo la carta para que podáis echar un ojo:



















Y a continuación, los platos que probamos:




Croquetas de jamón ibérico.




Gyozas de pollo con verduras.




California Roll y nigiri de atún rojo.




Roll de quinoa con aji amarillo y roll mar y montaña.





Gunkan de huevo trufado y nigiri hamburguesa de wagyu.



Comida diferente a lo que en general estamos acostumbrados, muy rica y sorprendente. Todo estaba riquísimo pero quizás destacaría por novedad y por sabor el Nigiri de hamburguesa de wagyu.

Incluso las croquetas, tradicionales de jamón ibérico estaban muy ricas.





Postres:



Coulant de chocolate con helado de piña.

Muy bueno el coulant, con el punto de perfecto del chocolate interno y acompañado de helado de piña, algo no muy habitual y que resulta muy refrescante.




Tarta de queso con frutos rojos.

La tarta de queso, muy rica también y como se puede ver con una presentación muy bonita y que además resulta perfecta para poder compartir.





En resumen, un sitio donde ir y dejarse sugerir, donde probar cosas nuevas y aventurarse en ese tipo de cocina que cada día está más de moda y no es por casualidad.

Recomendable para todo el mundo, aunque no tengan experiencia previa con ese tipo de comida, siempre y cuando estén dispuestos a ir y probar sin prejuicios.

En cuanto al precio, no se trata de un sitio excesivamente caro, yo diría que en torno a los 25€ por una buena cena sin pasarse con la bebida.


Un sitio donde sin duda volveré ya que quedé con ganas de probar numerosos platos como el ceviche o algún tartar.




miércoles, 25 de febrero de 2015

Taberna Zíngara


Hoy toca hablar de la Taberna Zíngara, un reciente y agradable descubrimiento de esos que presta encontrar de vez en cuando.

Está situado en la calle Linares Rivas, en plena ruta de vinos de Gijón, una zona que por otro lado cabe destacar actualmente ya que cuenta con una oferta gastronómica de lo más variada y apetecible de la ciudad.

Se trata de un local donde se pueden chatear unos vinos, donde destacan sus variadas tapas, y además del comedor que se encuentra cerca de la barra, dispone de otro más amplio en el piso inferior.

Aquí dejo la carta ya que no disponen de página web (sí que se pueden encontrar en facebook).














Se trata de una carta con claras alusiones a la cocina andaluza pero donde prima sobre el buen producto, sobre todo de temporada ya que siempre ofrecen cositas interesantes fuera de carta.

En esta ocasión pudimos probar los siguientes platos:


Gambas de huelva

Unas gambitas muy ricas, acompañadas de una salsa tártara (una debilidad para mí).






Tataki de atún rojo toro

Un tataki excepcional para los amantes de este plato, no tiene una salsa especial como acompañante ni nada por el estilo, se basa única y exclusivamente en una matería prima de primera. Además acompañan el plato con la etiqueta de autenticidad del atún donde se pueden ver todos los datos del mismo. La foto habla por sí sola, un PLATAZO.






Puntillitas, huevos rotos y pimientos


Seguimos con unas puntillitas, plato más andaluz, acompañadas de huevos y pimientos, de mejor sabor que presencia.




Tartar de atún rojo con aguacate y huevas de trucha

Para continuar, como quedamos con tan buen sabor de boca del tataki, elegimos otra de las elaboraciones a base de atún rojo, estaba muy rico también pero si tuviera que quedarme con un plato sería el tataki.






Para finalizar una gran cena, nada mejor que un gran postre, y en este restaurante ofrecen postres verdaderamente apetecibles, que hacen que resulte casi imposible pasar sin él (aún más de lo habitual).



En esta ocasión nos decidimos por el coulant que es un postre muy bueno si se hace bien, y aquí lo hacen bien.

He de destacar también que en otra ocasión probé la torrija de coco caramelizada y estaba aún mejor.

Coulant de chocolate con helado 



Resumiendo, gran descubrimiento en una zona de vinos de Gijón cada vez más en auge y que goza de una gran calidad y variedad.

De lo mejor para tomar unos vinos (ponen unas tapas muy buenas) y excelente sitio para comer cosas diferentes y ricas, sobre todo yendo en plan de compartir y probar platos.

Precios acordes a lo que ofrece el sitio, os podéis hacer a la idea ya que vienen incluidos en la carta.

Importante los fines de semana (como en toda la zona) reservar si queréis cenar.

¡Ya van dos visitas y sin duda caerán más!